Search
Domingo 25 Junio 2017
  • :
  • :

Tutorial Galletas Decoradas de Halloween, Segunda Parte

Y ya estamos aquí con la parte más divertida, la decoración. Lo confieso, prefiero trabajar con Glasa, se que lleva más trabajo que decorar con fondant, que al fin y al cabo es solo cortar y pegar. Trabajar con glasa es más artístico, las galletas tienen un mejor acabado y mucho mejor sabor.

La Glasa Real o Royal Icing. Se puede hacer con claras en polvo (albúmina en polvo) o con claras pasteurizadas y azúcar glas. No es recomendable utilizar claras de huevo fresco por el riesgo a las bacterias, ni azúcar glas preparada en casa.

La cantidad de azúcar que usaremos depende mucho del clima, si es más o menos húmedo el ambiente. También depende de la consistencia de glasa que queremos hacer. Para decorar estas galletas necesitamos dos consistencias, una firme que utilizaremos para delinear  y otra más liquida que servirá para el relleno o inundación.

Ingredientes:

240 gr de azúcar glass tamizada por cada clara de huevo pasteurizada

6 gotas de vinagre blanco o de manzana

Sabor o esencia al gusto (vainilla, limón, almendras, naranja, etc, transparente, para que no altere el color)

Comenzamos agregando el azúcar glas a las claras poco a poco y batimos a velocidad baja, recomiendo batir un máximo de 5 minutos, si batimos durante más tiempo se nos llenaría de aire la glasa, también perdería brillo.

Justo antes de terminar de batir agregamos el vinagre y la esencia, el vinagre permitirá que la glasa seque más rápido.

Para saber si hemos logrado la consistencia firme para el delineado, hacemos una prueba con la cuchara, la glasa no deberá caer de ella al voltearla, si cae agregar más azúcar glass y batir.

Una vez que tenemos batida la glasa la dejamos reposar un ratito, debidamente tapada con un papel film o con un paño de cocina humedecido, esto permitirá que las burbujas de aire que se hayan incorporado salgan a flote, repasamos la glasa con una espátula de silicona para acabar con ellas.

Dependiendo de la decoración y los colores que vayamos a utilizar, dividimos en envases más pequeños, en este caso uno para el negro, otro para el naranja y  otro para el violeta.

Teñimos con colorante alimentario en gel, el colorante líquido no lo recomiendo, podría hacer perder la consistencia, me gusta utilizar los colorantes de la marca Wilton. Una vez teñida la glasa cargamos las mangas pasteleras con las boquillas Nº 2 ó 3, el resto de glasa teñida  la dejamos para el relleno.

También podemos comprobar la consistencia de delineado haciendo una X, las dos líneas quedarán definidas, no deberán incorporarse.

Para hacer la glasa de relleno, echaremos una cucharadita de agua a cada una de las mezclas teñidas previamente y batimos nuevamente durante 1 minutos. Hacemos una prueba de consistencia, dejamos caer un poco de glasa con la espátula a la superficie del resto que está en el bol, si esta se diluye o incorpora en 5 segundos tenemos la consistencia deseada, si nos pasamos  de agua agregamos más azúcar glass y batimos nuevamente. Llenamos los biberones.

 Ahora si comienza la parte divertida. Delineamos las galletas, siguiendo el contorno. En este caso voy a decorar tres modelos diferentes con tres colores diferentes. Dejamos secar.

Una vez que se ha secado el contorno rellenamos con la glasa de los biberones. Lo hacemos de afuera hacia adentro. Se suele delinear con el mismo color que vamos a rellenar, pero si le hacemos un delineado que contraste le aportará un detalle decorativo.

Con la ayuda de un palillo llevamos la glasa hasta los bordes. Debemos tener cuidado de no excedernos con la cantidad de glasa ya que se desbordaría. Por el contrario si no ponemos suficiente se hundirá al secarse.

Si vemos una burbuja de aire que se haya colado, la pinchamos con alfiler. Dejamos secar, si es de un día para otro mejor.

Existen muchas técnicas y trucos para decorar, en esta primera galleta, utilizo una plantilla de stencil para copiar el dibujo. Es un dibujo sencillo pero utilizando la plantilla permitirá que todas las galletas que haga con este dibujo queden exactamente iguales.

Para copiar el dibujo utilizo un marcador o rotulador de tinta comestible.

Delineamos con la glasa negra y rellenamos, en este caso como la superficie a rellenar es muy pequeña utilizamos la misma glasa de la manga.

 Hice un pespunte  en el borde para enriquecer la decoración. y listo ya tenemos la primera galleta.

Ahora vamos con la segunda galleta. Aquí quería hacer una gatito, pero como no tenía plantilla de stencil y no se me da bien dibujar, busqué en internet el más simpático de los gatos, lo imprimí, recorté y dibujé el contorno con el rotulador o marcador.

Delineamos y rellenamos con la misma manga y dejamos secar

 

Para completar y enriquecer la decoración, agregué unas ramas secas, una luna y puntitos en el contorno. Ah y los ojos del gatito, dos puntitos de glasa blanca, con un palillo me ayudé hacer el efecto rasgado.

Y ahora la última galleta. Esta es una forma o truco para escribir con glasa si no se nos da bien escribir a mano alzada. También esta técnica nos permite utilizar cualquier tipo de fuente y que esté acorde a la temática que estamos trabajando.

Escribimos la palabra en el ordenador o computadora, ajustamos el tamaño que necesitamos, imprimimos y recortamos. Colocamos encima de la galleta (bien seca) y con la ayuda de un alfiler pespunteamos el contorno.

Delineamos  y rellenamos las letras

Agregué un signo de exclamación!

Unas florituras

Delineé con negro y listo

Espero que les sea útil este tutorial,  no siempre sale  bien a la primera, con un poco de práctica dominarán la consistencia de glasa, con un poco de práctica dominarán los trazos con la manga pastelera, lo importante es que ya saben el paso a paso, lo demás es mucha perseverancia e ilusión.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *